La transformación educativa digital

Los métodos de proceder de la sociedad se han transformado y esta transformación indudablemente también se refleja en la educación.

Dentro de nuestras formas de socializar, ya no tenemos que vernos físicamente para poder hablar. Tampoco tenemos que ir de compras a la gran ciudad para adquirir alguna cosas que necesitamos. No tenemos que ir al bar sí o sí para ver eventos deportivos.

En la actualidad, lo que la educación nos pinta son cursos especializados que bien las podría llevar desde casa. Tomarnos la formación a distancia como una auténtica alternativa a las universidades debería ser también un paso lógico. Hoy en día, existe un mercado de cursos a distancia muy curtido, que puede ofrecernos muchas garantías.

El progreso técnico ha modificado nuestras vidas, haciéndola más cómoda. Cada día que pasa, podemos gozar de una mejor ergonomía en cualquier proceso. Ya no es necesario asistir a la universidad para recibir una formación de calidad.

Los centros de formación a distancia están adquiriendo dimensiones a tener en cuenta. La calidad de sus servicios nada tiene que envidiar al centro convencional. Además, la red de redes llega ya a gran parte de los ciudadanos.

Respecto al material educativo, las bibliotecas digitales se han puesto de moda y no existe estudiante en el mundo que recurra a estas fuentes digitales en la búsqueda de algún material para su materia. Las investigaciones educativas también se hacen desde el hogar.

Miles de libros gratuitos especializados que podemos encontrar en sitios gratuitos de descarga en linea, hace existan motivos de sobra para creer que las formas y los modos de la educación han cambiado verticalmente. Un libro digital puede leerse tranquilamente desde el móvil del alumno.

Multitud de aplicaciones y funcionalidades al alcance de nuestras manos como descargar libros PDF gratis, o presenciar una clase virtual han cambiado nuestra óptica educativa en una transformación constante.

Foros de discusión, sesiones en vídeo, etc., pueden desarrollar la función de clase presencial muy bien. Reunirse con los amigos en un bar es una muy buena experiencia. De este modo, la interacción es natural y podemos apreciar nuestras expresiones y reacciones al momento.

Si contactamos en redes sociales podemos hacer juntos muchas actividades virtuales realmente divertidas y compartir todo tipo de vivencias y archivos. El mundo presencial no es mejor que el online, ni peor, solo es diferente a la luz de las nuevas experiencias educativas.

Así pues, no debemos desestimar el potencial que pueden ofrecernos los centros de formación online. Ahora más que nunca, toca abrirse a las nuevas alternativas que nos brinda el mundo de la formación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


cinco × dos =