By | Junio 27, 2017

En una empresa, los cursos subvencionados son un gran recurso para el desarrollo de su línea de producción. El éxito de una empresa, depende directamente del éxito de su producto y este del cuidado que se tenga en su diseño, creación, control de calidad y comercialización.

Para que el desarrollo del producto sea un proceso de alta calidad, un consultor de negocios tendrá que hacer una variedad intervenciones. Cada una de estas intervenciones, cumplirá un objetivo específico, que determinará y evaluará que procesos son los que se están cumpliendo a cabalidad los estándares de calidad, así como el diseñar planes que corrijan las deficiencias, potencialice los recursos, (humanos y físicos), y planteé estrategias para que permanezca la calidad hacia el futuro.

Uno de los cursos subvencionados más importante que debe tenerse en cuenta, es el de Manipulación de Alimentos. Hay una serie de razones que destacan la importancia de la capacitación de los manipuladores de alimentos, por ejemplo:

Los errores al manipular los alimentos pueden conducir a una intoxicación por consumo de víveres contaminados.

La poca capacitación de las normas de higiene y conservación de los alimentos, pueden significar la pérdida de dinero, ya sea a costa de acciones legales, demandas por indemnización y el derroche innecesario de materia prima de alimentos por pérdidas.

Incluso, si las normas son pobremente aplicadas, puede conducir al cierre definitivo de las empresas alimentarias o sanciones.

En los cursos subvencionados, Las normas sobre la manipulación de alimentos, van desde el mismo procedimiento de su adquisición, transporte, toda la cadena de procesamiento y conservación, transporte al consumidor y disposición final. Dependiendo de la naturaleza del producto, exigen diferentes formas y métodos específicos para cada caso.

¿Qué tipo de capacitación debe aplicarse?

La ley exige que toda clase de alimento, deba ser manipulado por personal altamente capacitado y que cuente con la supervisión y la instrucción apropiadas para el trabajo.

Esta capacitación debe impartirse a todo el personal que directamente tenga contacto con el producto, desde la persona encargada de supervisar el funcionamiento y control de los proveedores, hasta el conducto que se utilice para su disposición final o transporte a centros de venta.

El titular de la empresa alimentaria tiene la responsabilidad legal de asegurar que los manipuladores de alimentos, y personal relacionado, reciban una formación adecuada en materia de higiene en el procesamiento de alimentos. Una excelente opción, son los cursos subvencionados.

Mediante éste, le significará:

  • La comodidad en saber que está de acuerdo con el reglamento legal.
  • La seguridad de los procedimientos adecuados en la manipulación de alimentos para sus clientes.
  • Los medios de mantener a sus empleados al tanto de los procedimientos adecuados y los cambios de la industria.
  • Reducción del riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos.
  • Exposición nula a la publicidad negativa.
  • El alivio de las preocupaciones innecesarias, acerca de la aplicación a las exigencias legales.
  • La reducción de la exposición a reclamaciones de responsabilidad.
  • Capacidad para demostrar la intención en el cumplimiento de las normas.
  • Reducciones en costos por materia prima malograda por su mala conservación o procedimientos inadecuados.
  • Optimización de recursos humanos y físicos en pro de la calidad empresarial.

Una vez que los manipuladores de alimentos han recibido una formación estructurada, en un curso subvencionado, debe desarrollarse revisiones periódicas para asegurarse de que sus conocimientos y habilidades permanezcan actualizados.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *