Por qué se debe enseñar jardinería en las escuelas

Por qué se debe enseñar jardinería en las escuelas

A menudo se debate si la jardinería debe incluirse en el plan de estudios nacional. Nuestro enfoque inmediato y del alma en el aprendizaje académico a menudo puede restarle valor a las experiencias de aprendizaje más creativas y exploratorias. ¿Podríamos hacer más para mejorar la salud nutricional y la apreciación ambiental de nuestros niños? He aquí tres razones por las que la jardinería debe enseñarse en las escuelas.

Fomente una alimentación saludable:

Las estadísticas recientes indican que 1 de cada 3 niños tiene sobrepeso a la edad de 11 años, con un tercio de los niños comiendo comida chatarra todos los días; lo que significa que está claro que la nutrición de nuestros niños está siendo afectada peligrosamente por la comida preparada. Además, la cantidad de tiempo que los niños pasan afuera está disminuyendo dramáticamente, de hecho, tres cuartas partes de los niños pasan menos tiempo al aire libre que los reclusos debido a la falta de espacios verdes y a la influencia de la tecnología.

La jardinería y paisajismo escolar ofrece a los niños la oportunidad de hacer más ejercicio al aire libre, a la vez que les enseña habilidades de desarrollo útiles. Los jardines que contienen frutas y verduras pueden ayudar a revisar las actitudes acerca de determinados alimentos – los estudiantes son más propensos a intentar comer verduras que ellos mismos han cultivado y a pedirlas en casa. Cuando esta influencia se lleva a casa, puede ayudar a mejorar las compras y las opciones de comida de su familia.

Elevar la valoración ambiental:

La cantidad de tiempo que los niños pasan afuera está disminuyendo dramáticamente, de hecho – tres cuartas partes de los niños del Reino Unido pasan menos tiempo al aire libre que los reclusos de la prisión debido a la falta de espacios verdes y a la influencia de la tecnología, lo que indica que necesitamos desesperadamente volver a conectar a nuestros niños con la naturaleza para aumentar su aprecio por su entorno.

Al profundizar el sentido de conexión de los niños con la naturaleza, la jardinería escolar puede inspirar el cuidado del medio ambiente. Los niños pueden aprender sobre los ciclos del agua y la energía, la cadena alimenticia y las necesidades individuales de las diferentes especies, lo que significa que tendrán más ganas de explorar el exterior.

La jardinería también puede ofrecer información sobre el impacto humano a largo plazo en el medio ambiente natural. Desde la escasez de agua hasta el uso excesivo de pesticidas, los niños que se dedican a la jardinería tienen la oportunidad de observar de primera mano la importancia de la conservación y la asignación inteligente de los recursos.

Proveer Experiencias Únicas de Aprendizaje:

Las actividades de jardinería son fantásticas para ayudar a los niños a participar de una manera que es más difícil en el aula. Permite que surjan sorpresas, por ejemplo, cuando las plantas están afligidas por hongos, cómo el clima y las estaciones pueden afectar el crecimiento de diferentes cultivos y cómo diferentes insectos son atraídos por diferentes plantas.

Estas oportunidades muestran que la naturaleza está en control de nuestro mundo y dan a los estudiantes razones inmediatas y personales para querer saber las respuestas a preguntas apremiantes.

Share this post