5 estrategias para facilitar la lectura de una novela

Pero los estudiantes más exitosos del mundo saben que leer una novela es un tipo de lectura único. Al igual que hay claves importantes para leer cualquier tipo de género literario (consulta nuestros consejos para leer un libro de texto), leer una novela no es diferente. Es un tipo específico de literatura con cosas específicas a las que hay que prestar atención.

Ten en cuenta estos consejos de Lectulandia 2 para leer una novela con eficacia:

TABLA DE CONTENIDOS

    1. Leer para comprender

    Éste es siempre el objetivo cuando leemos cualquier cosa. Espero que ese sea tu objetivo ahora mismo: comprender lo que estoy escribiendo.

    Por muy fundamental que parezca para la educación, no lo ignores. Es fácil distraerse mentalmente, pasar una o dos páginas y, de repente, encontrarte en una nueva escena con nuevos personajes y sin saber cómo has llegado hasta allí.

    Si te das cuenta de que no tienes ni idea de lo que está pasando, siempre es una buena idea retroceder y averiguar qué estás leyendo. Una idea aún mejor (aunque difícil) cuando se lee una novela es comprenderla sobre la marcha. Para un consejo rápido al respecto, intenta leer con una ficha que cubra la parte que ya has leído. Suele ayudarte a mantenerte más atento mientras lees.

    2. Presta atención a la repetición

    Los novelistas suelen ser muy detallistas cuando escriben sus novelas. Cuando repiten algo, es que lo han hecho a propósito. Cuando esté leyendo una novela y ciertas cosas aparezcan de nuevo, preste atención a esa repetición.

    Y la repetición puede adoptar mil formas. Puede tratarse de ciertos escenarios, de ciertos elementos temáticos, de ciertos personajes, de ciertos estados de ánimo, de ciertas descripciones o de demasiadas otras cosas para mencionarlas. Sin embargo, si de repente tienes un déjà vu al leerlo, atento. El autor quiere hacer un punto.

    3. Leer pensando en los temas

    Los temas son algunos de los elementos más importantes que hay que tener en cuenta al leer una novela.

    Piensa en el libro Rebelión en la granja, de George Orwell. Es un gran libro. Si no lo has leído, deberías hacerlo. Es un libro fácil de leer y tiene un argumento fantástico. Trata de animales en una granja.

    Sólo que el punto real no tiene nada que ver con los animales en una granja.

    Los temas de la corrupción y el totalitarismo son más densos que el tocino de Carolina del Norte, que es grueso. De hecho, el tema de la novela no tiene nada que ver con cerdos, pollos y cabras. Pero si echas de menos esos temas, puedes empezar a pensar que sí lo tiene.

    4. Conozca sus elementos literarios

    Entendemos que conocer todos los elementos literarios principales puede ser poco divertido. Pero son los bloques de construcción sobre los que los novelistas hacen sus puntos. Las grandes ideas se presentan en forma de relato, por lo que es vital saber cómo funcionan los elementos del relato.

    5. Esté atento a las interpretaciones cuando lea una novela

    A veces los novelistas te la ponen fácil: interpretan un pasaje para ti. Cuando estés leyendo una novela y te encuentres con alguna interpretación de un autor, es el momento de tomar notas.

    Asegúrate de que no se te escapa esto. Si quieres saber cómo leer una novela de forma eficaz y te pierdes esto, será fácil que malinterpretes todo el libro. No te pierdas las interpretaciones del propio autor. Sinceramente, importan mucho más que la mía o la tuya.

    ¿Tienes algún otro consejo que te haya resultado útil? Nos encantaría escuchar cualquier consejo sobre técnicas de estudio que te haya resultado útil a la hora de leer una novela.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    17 − tres =

    Subir

    Utilizamos cookies de terceros para generar publicidad personalizada analizando la navegación. Para obtener más información en nuestra política de privacidad.