Consejos para utilizar una pizarra virtual

Consejos para utilizar una pizarra virtual

Una de estas herramientas clave es la pizarra virtual. Este es un elemento muy beneficioso de las plataformas de eLearning como un sistema de gestión de aprendizaje (LMS). Se puede utilizar con gran efecto tanto en cursos en línea como en programas de aprendizaje combinados.

¿Qué es una pizarra virtual?

Una pizarra virtual es una herramienta de gestión educativa y un entorno de aprendizaje virtual. Está diseñada para actuar como un espacio de aprendizaje virtual para que los estudiantes vean los recursos, compartan el trabajo, se comuniquen entre sí y accedan al apoyo de sus profesores.

¿Cómo se puede usar una pizarra virtual como parte de un programa de aprendizaje mixto?

Una de las mejores cosas de las plataformas de eLearning como los sistemas de gestión de aprendizaje (LMS) o los sistemas de gestión de contenidos de aprendizaje (LCMS) es que son increíblemente versátiles.

Se pueden utilizar de muchas maneras diferentes, tanto dentro como fuera del aula. Si está buscando inspiración sobre cómo mostrar su pizarra virtual a sus alumnos de una forma nueva, eche un vistazo a las ocho sugerencias siguientes, porque tener una pízarra virtual no quita que los salones de clase tengan ademas una pizarra blanca física como parte de sus funciones educativas.

Grabar las clases para usar la metodología de la clase volteada

El tiempo de clase es precioso. Muchos facilitadores del aprendizaje consideran que es más eficaz utilizar el tiempo que se pasa en el aula para trabajar en colaboración en proyectos y en debates, en lugar de que el profesor se quede de pie al frente del aula y dé una conferencia. Esto se llama la teoría del aula volteada.

En su lugar, los profesores pueden utilizar un sistema de gestión del aprendizaje (LMS) para grabar el material de la conferencia en formato de vídeo para que los estudiantes puedan verlo en su propio tiempo, antes de entrar en clase.

Ofrecer a los estudiantes tutorías individuales fuera de los horarios de clase habituales

No siempre es posible pasar tanto tiempo con los estudiantes uno a uno en el aula como sería ideal. Un pizarrón virtual puede permitir a los profesores proporcionar horas de oficina virtual y ‘reunirse’ con los estudiantes fuera del aula.

Facilitar la colaboración del grupo en los proyectos de tareas

Los proyectos de tareas en grupo pueden ser una gran manera de facilitar el aprendizaje. Tradicionalmente este tipo de proyectos han sido problemáticos para los estudiantes ya que han tenido que organizar encuentros físicos fuera del horario de clase. Un sistema de gestión del aprendizaje (LMS) hace esto mucho más fácil, ya que los estudiantes pueden contribuir virtualmente en el momento que más les convenga.

Anfitriones virtuales

Los expertos visitantes pueden ofrecer un gran valor al aula, pero muchas organizaciones educativas no pueden permitirse el lujo de invitar a la gente muy a menudo. Las plataformas de eLearning hacen esto mucho más fácil, ya que los invitados pueden unirse al aula de forma digital a través de una pizarra virtual.

Ejecutar sesiones de revisión adicionales

La carrera hacia los exámenes y las evaluaciones puede ser estresante para los estudiantes y los profesores. Un sistema de gestión del aprendizaje (LMS) permite a los profesores, dentro de un programa de aprendizaje mixto, ofrecer sesiones de revisión adicionales en línea.

Share this post